• Marte

AYUDA A TU HIJO A DECIDIR SOBRE SU PROFESIÓN



¿Cada noche te acuestas pensando en que tu hijo está desperdiciando su tiempo en vez de estudiar o aprender algo para su futuro profesional? ¿Hablas con él y te cuenta que nada le motiva, que los estudios no sirven para nada, que todo eso ya está desfasado?


Aunque en el fondo sabes que tiene parte de razón, te has desarrollado en un mundo donde ha predominado la idea de que los estudios y los títulos son imprescindibles para el éxito profesional, por lo que te invade un cierto miedo al fracaso de tu hijo.

Todas las personas queremos ser útiles, aportar a la sociedad, buscamos cierta independencia y tu hijo también.


Esto que te voy a contar es una de las cosas más útiles que puedes hacer por tu hijo. Buscar juntos qué actividades laborales serían más afines con su personalidad. Hacer una lista con las profesiones tradicionales y otra con las más modernas, inusuales y digitales (que son cada vez más emergentes). Lo podéis plantear como una labor de investigación en la que os vais descubriendo el uno al otro lo que os va sorprendiendo. Podéis planificarlo con la duración que queráis: hablar de ello una vez por semana, como un proyecto de verano con una exposición audiovisual y todo…


Lo importante es que tu hijo se sienta acompañado y comprendido.


Una vez tengáis toda la información tocará decidir sobre las profesiones más relacionadas con las habilidades y aptitudes de tu hijo. No hace falta quedarse solo con una y ya seguirla hasta el final, pues para encontrar lo que conecta con uno mismo, hay que ir probando y experimentando, que también es una buena forma de descartar opciones.


Por último, buscar actividades o talleres relacionados con esas profesiones que tu hijo ha elegido: una clase de guitarra, ir a una convención de e-games, un curso de fotografía, voluntariado en una protectora de animales…

Con esas experiencias, tu hijo se motivará con la práctica y querrá saber y aprender más sobre el tema.


¿Y qué pasa si tu hijo quiere ser profesional de algún deporte?


Imaginemos que empieza a mostrar habilidades para el baloncesto y quiere dedicarse a eso en su futuro. Tú tienes miedo porque has visto cómo uno de los sacrificios, y es justo el que menos te gusta, es que le quitará tiempo a los estudios del colegio. Siéntate con él y hablar sobre otros sacrificios que se hacen al intentar ser profesional deportivo, por suerte hay muchos testimonios que podéis comentar en familia. Hablar sobre el compromiso, la perseverancia, la actitud, etc.


Cuando te encuentres en un momento en el que la profesión que ha elegido tu hijo te cree mucha incertidumbre, piensa en lo importante que va a ser tu apoyo para él.


¿Qué es lo peor que puede pasar? Nada de ‘habrá perdido tiempo y dinero’. Tiene todas las oportunidades del mundo para volver a elegir gracias a que ya practicó contigo.


El mejor legado que le puedes enseñar es que después de la caída hay que levantarse y seguir.





«En este artículo se escribe con el genérico masculino, entendiendo la inclusión igualmente del género femenino.»

7 vistas

© 2019 by Eduluciona. Proudly created with Wix.com
 

Madrid, España

eduluciona@gmail.com

DIRECCIÓN