• Tere Jiménez

CÓMO VER EL PROBLEMA DE LOS ESTUDIOS DE LOS HIJOS. UN CAMBIO DE MIRADA DE LOS PADRES.

Actualizado: jul 27


Cómo ver el problema con los estudios

Están cerca los exámenes y a tu hijo le está costando mucho concentrarse. Lleva ya algún tiempo desmotivado con la escuela y con las materias que estudia y siempre anda diciendo que para qué vale lo que le enseñan si luego nada de eso lo va a necesitar en su futuro, ¿te suena?

Y nosotros como madres y padres, ¿qué podemos hacer?


Aquí te dejo una tabla de contenidos que te pueden ayudar a analizar el problema:


1. La escuela no debe ser el centro de vuestra familia.


Yo también crecí con la idea de que la escuela era lo único importante que yo podía hacer. Recuerdo aquellas palabras que me dijeron una vez: ‘estudiar es tu obligación, como la mía ir a trabajar’. Ya la propia imposición me producía rechazo, pero ¿qué alternativa tenía?, en ese momento la desconocía.


Cuando los hijos van bien en el colegio dejamos de atender sus necesidades educativas, ya que entendemos que se saben gestionar de manera autónoma. Cuando nuestro hijo destaca para mal, el colegio de repente se vuelve algo muy importante en nuestra vida familiar: hay más conversaciones relacionadas con las tareas, con el comportamiento en clase… y se forma un círculo vicioso que hace que hablar de ello no mejore la situación, ni a nivel práctico ni a nivel emocional.


¿Por qué pensamos que el colegio es el único lugar donde se puede aprender algo útil para el futuro de los hijos?


Te propongo un experimento:


Pregúntale a tu hijo qué es para él aprender. La imagen que tiene (y tenemos muchos) influenciada por nuestro entorno socio-educativo, le puede hacer contestar que aprender es saberse cosas de memoria, estar en una mesa con los libros muchas horas, hacer deberes.... Me encantaría leer vuestras respuestas abajo en los comentarios...


2. La necesidad de desarrollo personal de tu hijo.


Puede que veas el desarrollo personal como algo abstracto, sin sentido ni utilidad. Pero y si te digo que es una manera para que tu hijo se conozca, aprenda a identificar sus emociones, sus valores, lo que le interesa de verdad y no solo porque le guste a sus amistades, ¿a que ahora suena mejor?.


Durante los años de escolaridad, los profesionales de la educación se encargarán de que tu hijo aprenda a leer, a escribir, comprender textos, expresarse más o menos de forma escrita, mates, y esas cosas formales. Pero las personas tenemos una necesidad que no la cubre la escuela y que la vamos arrastrando con los años.


¿Qué es lo que queremos? ¿cómo queremos ganarnos la vida profesionalmente?


Las personas nos vamos adaptando a lo que nos va ofreciendo la vida o haciendo caso de los consejos de los demás, si tienes buen oído musical ¡tienes que dedicarte a la música! Pero si nos hubiesen dado la oportunidad de hacer un trabajo de autoconocimiento, hubiésemos llegado a la edad adulta con los deberes hechos y ya enfocados en desarrollar nuestra profesión con firmeza y convencimiento.


En este sentido va a ser fundamental el desarrollo de una buena autoestima para que tu hijo se acepte como es, luchando con la fuerte bofetada de la imagen social, la moda, el consumismo, etc.


3. Trabajo de toda la familia.


Cuando vemos que nuestro hijo saca malas notas, se siente estresado con el ambiente escolar, está desmotivado y con una actitud cerrada a aprender cualquier cosa, será clave cómo lo vivamos como padres y como familia.


Los comportamientos que vemos en nuestros hijos son la punta de un iceberg, pero pensar que debajo se encuentran una gran variedad de causas de ese comportamiento. Necesitamos analizar las causas y no alejarnos.


4. Una mirada hacia el aprendizaje autodirigido.


Para encontrar un propósito en la vida y traspasarlo a lo laboral, es necesario iniciar un proceso de búsqueda de lo que se nos da bien y puede ayudar a los demás. Esto se aplica tanto a jóvenes como a adultos. La buena noticia es que si esta perspectiva aparece en la vida de tu hijo a una edad temprana, podrá dedicarle más tiempo a través de su propia selección formativa

y conseguir encontrar y desarrollar su talento mucho antes que si lo hiciera en la edad adulta, cuando se diera cuenta de que el trabajo por el que le pagan no le hace feliz y se sienta atrapado.


Esto sólo son algunas pinceladas de cómo enfrentarse al problema, de cómo es necesario que nosotros como padres cambiemos la mirada que haga que nuestros hijos se sientan queridos por encima de todo. No existen recetas mágicas, lo siento. Sólo obtendrás resultados diferentes si tú haces cosas diferentes, ya lo decía Eisntein!

Si las discusiones por las malas notas son continuas

Si te estresa cada vez más el tema de los estudios de tu hij@

Descárgate esta guía que he preparado para ti

¿TU HIJ@ TIENE BAJO RENDIMIENTO ACADÉMICO Y SIENTES QUE ESO ESTÁ AFECTANDO A VUESTRA RELACIÓN?



© 2019 by Eduluciona. Proudly created with Wix.com
 

Madrid, España

eduluciona@gmail.com

DIRECCIÓN