• Tere Jiménez

Desmotivación escolar y desconexión con la necesidad de aprender


Ayer estuve pensando en lo ilusionad@s que empiezan l@s niñ@s los primeros cursos del colegio.


Y es normal, porque están descubriendo las letras, los números y otras muchas cosas que les ayuda a entender mejor el mundo que l@s rodea.


Entonces, ¿cómo y por qué se va apagando esa llama de emoción años después?


Algunas causas son:


- La repetición de contenidos que hace que pierdan interés.


- La presión que pueden sentir al ser evaluados y valorados con un número. Valoración que se lleva el alumn@ al plano personal.


-El sentimiento de dependencia o de no autonomía de aprender partiendo de sus propios intereses.


-La poca o ninguna posibilidad de decidir qué, cómo o cuándo aprender algo...


Y es que el tema de la desmotivación o deaconexion con el propio aprendizaje me parece algo bastante serio que a muchos adultos les ha marcado para toda su vida.


Como la historia de aquel niño que repitió en los primeros cursos por no llegar al nivel de conocimientos estandarizados según su curso.


Aquel niño que desde entonces fue arrastrando notas del 4 al 6 hasta el instituto y al que regalaron la etiqueta de "estudiante mediocre", de estudiante del montón.


Aquel niño que de adulto no se sentía merecedor de tener suficiente dinero en la cuenta como para darle tranquilidad financiera, ni de poder elegir trabajar en algo que pudiera elegir por sus pasiones o sus talentos, sino de "lo que hubiese".


Ese adulto que se siente incapaz de sacar valor y corage y formarse para su propio desarrollo personal y profesional porque aún no se ha sacado la creencia de "yo no valgo para estudiar" de su cabeza.


Estas situaciones se han repetido, se repiten y se repetirán en nuestr@s propi@s hij@s si no estamos alerta.


Si no aprendemos como madres/padres a detectar las señales de alarma de la desmotivación escolar.


En el mundo educativo se habla mucho de evitar el fracaso y el abandono escolar, pero la desmotivación es un virus fácil de camuflar en la autoestima de l@s niñ@s.


¿Conoces más historias como ésta?

Comparte por aquí en comentarios y aprendamos a detectar ese mal bicho que es la desmotivación escolar.

0 vistas0 comentarios