• Tere Jiménez

La solución está en ti

Hay días en que la vida familiar se vuelve un caos:


Que si el desorden, que si todos l@s hij@s demandan tu atención al mismo tiempo, que si se te echa encima la hora de la cena y aún ni has pensado qué preparar, que si ves a tu pareja ahí sentada tranquilamente en el sofá con lo que hay que hacer....

Mi día fue así de caótico ayer, sumándole cuarto embarazo de casi 7 meses y agilidad reducida 😅


Cuando esto me pasa, la cabeza se me llena de mensajes de cosas que deberían hacer los demás para que esa situación que me estresa a mí, cambie.

Esos mensajes me llevan a una emoción que no me provoca precisamente felicidad ni calma y que por consecuencia, mis acciones también se ven impregnadas del mismo tono que lo anterior, y salen gritos, tensión, reproches, críticas (sapos y culebras, vaya). Pero luego, en el silencio de la noche, puedo reflexionar y me hago la siguiente pregunta:

💖¿qué puedo hacer YO para que la situación externa cambie? ¿Qué solución puedo probar que parta de mi acción?

Porque me doy cuenta de que hacer que los demás (pareja y/o hij@s) cambien porque sí, porque yo quiera, a la vez que difícil, va a perjudicar nuestra conexión, nuestra confianza, nuestra comunicación...

Si lo adaptamos al tema de los estudios, por mucho que le digas a tu hij@ que estudie, que es por el bien de su futuro (y todos los argumentos del mundo), porque en el fondo esa situación te está haciendo sufrir a ti, va a ser mucho mejor para vuestra relación que te preguntes:

💖¿Qué puedo hacer yo para ayudarle a encontrar la formación con la sí conecte mi hij@?

Recuerda que la etapa de los estudios pasa, pero vuestra relación va a ser para toda la vida.


¿Cómo te hubiera gustado que te ayudaran a encontrar tu camino formativo /tu vocación /tus talentos en la adolescencia/juventud? Cuéntame aquí abajo 👇

0 vistas0 comentarios