• Tere Jiménez

Preocupándote, no hará que mejoren las cosas


https://cutt.ly/0dNYK0X 🎁

Durante la maternidad, suele aparecer un pequeño diablillo en nuestra cabeza llamado CULPA


Cuando trabajamos y pensamos que tendríamos que estar con nuestros hij@s.


Cuando estamos con nuestros hij@s y pensamos en estar desarrollando nuestra profesión.


Que si la alimentación, que si las tecnologías, que si el tiempo "de calidad", que qué habré hecho mal para que sea como es y todo el resto de cosas...


Cuando estás en ese estado de culpabilidad, te estás enfocando en un momento pasado o en uno futuro, ambos inexistentes. Ambos "y si(s)..." te están poniendo una venda en los ojos que te están impidiendo ver la situación presente.


Estar atenta en lo que estás haciendo, pensando o sintiendo en este preciso momento suele verse como algo difícil.


Párate y recuerda lo que estabas pensando hace un momento, ¿era pasado, presente o futuro?


En relación con l@s hij@s y su desarrollo educativo, los pensamientos que rondan por las cabezas suelen estar vinculados con culpas ("tenía que haberle dedicado más tiempo para enseñarle a organizarse mejor las tareas...") o con miedos y preocupaciones ("como no deje el Fornite y se centre en estudiar y sacar el curso, no va a tener éxito profesional y no será una persona independiente").


Otra vez pasado y futuro, ¿ves?


Recuerda mis 3 palabras mágicas


RELÁJATE: Si pones el foco en el presente, puedes centrarte en lo que puedes hacer tú para que la situación cambie. Ofrecerle alternativas u opciones más enriquecedoras para su desarrollo, por ejemplo. Acepta lo que está pasando y buscar soluciones y/o acuerdos juntos.


OBSERVA: qué miedos se están manifestando en tu preocupación. Puedes emplear la técnica de los porqués, que consiste en preguntarte la causa varias veces.


¿Qué miedo tengo cuando pienso en que mi hij@ no va a sacarse los estudios?


¿Por qué me preocupa que .... (respuesta anterior)?


¿Por qué .... (respuesta anterior)?


De esta manera entiendes mejor de dónde nace esa preocupación.


DEJA SER: con la mejor intención y cariño, hacemos que nuestr@s hij@s formen buenos hábitos y a veces nos dejamos llevar por el control excesivo. Ten en cuenta, que hay una edad (cerca de los 8-9 años) en los que puedes educarl@s y a partir de ahí, sólo podrás influenciarles y ellos tomarán sus propias decisiones.


Existen muchas formas de sentir culpa, pero todas ellas obstaculizan las relaciones.

https://cutt.ly/0dNYK0X 🎁


Ánimo


Tere

1 vista

© 2019 by Eduluciona. Proudly created with Wix.com
 

Madrid, España

eduluciona@gmail.com

DIRECCIÓN